OMBRE INDIGO

LA SOMBRA ES UNA ESTELA
MIENTRAS AVANZAMOS HACIA LA LUZ

La sombra es reveladora. Es la parte secreta y misteriosa que todos llevamos dentro. La vertiente discreta de nuestros gestos íntimos, invisibles, una verdad oculta.

La sombra es imperceptible y absolutamente familiar, nos precede, nos sigue, nos rodea, nos protege, permitiéndonos la libertad de ser. La sombra conoce todo sobre nuestras sensaciones, y las prolonga. Sin ella, no hay movimientos luminosos.

La sombra olfativa es un enigma lleno de resplandor. Su oscuridad es radiante y viva. Evoluciona a través de contrastes, sus notas afirman sus recortes vivos y diferentes, alían sus fuerzas y en su estela reside la fuerza del recuerdo.

OMBRE INDIGO

EAU DE PARFUM

Ombre Indigo es la estela de la sombra, un perfume voluptuoso y ahumado.

Un perfume enigmático que mezcla maderas y resinas ahumadas, donde se esconde un nardo radiante y opulento. El nardo se viste de azafrán ocre y se consume en volutas de papiro, incienso y benjuí.

Su estela es profunda, viva y radiante.

Parfumista:

Mylène Alran @ Robertet

GUSTAVO PELLIZZON

El fotógrafo Gustavo Pellizzon nació en São Paulo, Brasil, en 1981. Cuando terminó sus estudios de comunicación y fotografía, comenzó a trabajar para el periódico local “O Diário do Nordeste”, y más tarde para “O Globo”. Realizó series fotográficas para las Naciones Unidas, Le Monde, el Wall Street Journal y el New York Magazine, entre otros.

Actualmente, Gustavo vive en Río de Janeiro, se dedica a la fotografía y a sus realizaciones audiovisuales personales, proyectos documentales o conceptuales, mientras continúa colaborando con revistas brasileras y internacionales. La foto elegida para Ombre Indigo forma parte de la serie “Encanto”, que ha sido expuesta en Brasil y en Europa.

www.gustavopellizzon.com

MYLÈNE ALRAN@ROBERTET

Mylène Alran es una joven perfumista oriunda de Albi, en el suroeste de Francia. A Mylène siempre le han apasionado la naturaleza y los aromas que la rodean. Siendo muy joven se orientó hacia los estudios de química, para poder dedicarse completamente a la creación de perfumes.

Llegó a Robertet en 2010, como estudiante de perfumería con Jacques Flori, con quien rápidamente adquirió las técnicas de formulación.

Su trabajo y su creatividad la llevaron a trabajar como perfumista junior bajo la tutela de Michel Almairac. Juntos crearon Les Roses de Chloé. Posteriormente, sola, Mylène creó Azalée y Hommage à l’homme voyageur, de Lalique.

  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume