STILL LIFE

UN SOPLO PODRÍA HACERLES PERDER EL EQUILIBRIO PERO ESTAS ESFERAS 2D FACETADAS, SIN EMBARGO, CONTINÚAN GIRANDO, APARENTEMENTE ESTÁTICAS, COMO ESCULTURAS VIVIENTES Y ARMONIOSAS.

Están hechas de papel brillante, como las luces de la fiesta que se desarrolla a su alrededor. Sueñan con desatar pasiones sobre el dancefloor, como adolescentes embriagadas por los vértigos de las primeras fiestas de verano. Imágenes que captan la vida, para prolongarla.

STILL LIFE

EAU DE PARFUM

Un perfume chispeante y festivo, “Still Life” celebra la vida. Sorprendente y luminoso, nos invita a vivir la fiesta a todo brillo en un espiral de cócteles exóticos. La luminosidad del yuzu, un ingrediente cítrico con mucho carácter, acompaña este cóctel explosivo compuesto por pimientas raras, ron y maderas calientes. Un contraste marcado entre el frescor siempre presente y las notas cálidas. Un perfume cítrico amaderado contrastado, ¡enérgico y vivo!

Perfumeur:

Dora Baghriche @ Firmenich

FRÉDÉRIC LEBAIN

Tras graduarse primero de su promoción en la escuela de alta cocina francesa Escuela Ferrandi, Fred Lebain se hizo conocer como estilista culinario y luego como fotógrafo. Gracias a su arte consumado del détournement, imagina composiciones elegantes, atrevidas y lúdicas para revistas especializadas y marcas de lujo. Su mirada original se interesa en los objetos y en los momentos de la vida cotidiana. Le gusta asociar aspectos estéticos y hallazgos técnicos.

Frédéric Lebain nos hace soñar y olvidar el aspecto técnico para que apreciemos sólo el instante mágico. Expone regularmente sus trabajos en París y ha editado varios libros de fotografía que muestran lugares e instantes inesperados a través de su mirada traviesa de adolescente eterno.

WWW.FREDLEBAIN.COM

DORA BAGHRICHE @FIRMENICH

Dora es una estrella en ascenso en el universo de la perfumería. Después de obtener su diploma en la escuela ISIPCA, en 2005, Dora completó su formación trabajando en Firmenich durante 3 años, en Ginebra, en Nueva York y en París. A los 32 años recibió el título de perfumista, en Ginebra. Recientemente creó el primer perfume de Versace.

Dora vivió su infancia entre dos ciudades y dos culturas: Argel y París. Impregnada de la tibieza mediterránea, Dora grabó en su memoria la calidez que emana de las calles de Argel y las improntas olfativas de paisajes infinitos. Entre las materias primas preferidas de Dora se hallan “las maderas y las raíces, tradicionalmente utilizadas por su carácter sombrío e intrigante. Me gusta reinterpretarlas en acordes más alegres.”

  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume
  • perfume